//¿Por qué varias aerolíneas evitan volar hacia Venezuela?
Aviones de Alitalia

¿Por qué varias aerolíneas evitan volar hacia Venezuela?

Hay dos razones. Una de ellas es económica y la otra, aunque no lo crean, es la inseguridad propiciada por la oposición.

Veamos estos casos “des-pa-ci-to”.

La economía cortó algunas alas.

Como muchos saben en Venezuela hay control de cambio y éste ha causado no pocos problemas. Uno de los casos más interesantes, por lo rocambolesco, es el de las líneas aéreas, que tiene como uno de sus protagonistas nada más y nada menos que a Rafael Ramírez, quien fue presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) durante 10 años, entre noviembre de 2004 y septiembre de 2014, así como Vicepresidente para el Área Económica desde octubre de 2013.

El 21 de mayo de 2014 se supo de la enorme deuda que había contraído la nación con las aerolíneas que operaban en el país. Al publicarse las cifras de aprobación de dólares en lo que iba de año, se pudo comparar con las mismas cifras de 2012 y se constató que el monto asignado a las aerolíneas era 78% menor. No hay datos de 2013.

Esta situación se “destapó” cuando varias aerolíneas indicaron que suspenderían sus vuelos en Venezuela dado que no podían seguir operando en esas condiciones. Las operadoras cobraban sus pasajes en bolívares al cambio oficial (6,30 bolívares por dólar) y luego realizaban la operación de compra de las divisas. Pero el Gobierno no les estaba pagando los dólares.

De acuerdo con la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (en inglés “International Air Transport Association” o IATA), el Estado le debía a las aerolíneas la bicoca de 4 mil millones de dólares.

De nuevo: 4.000.000.000,00 dólares. Es decir, lo que entonces era la sexta parte del total de las reservas internacionales de Venezuela.

De nuevo: lo que dice arriba es que de cada 6 dólares en las reservas internacionales, el país le debía uno a las líneas aéreas. ¿Cómo se acumuló una deuda tan grande?

El mundial acaparador

Rafael Ramírez.
Ramírez: “nadie se está yendo, sólo desvían sus vuelos”

Y es ahí cuando aparece la figura de Rafael Ramírez, a quien le tocaba, como vicepresidente económico, asumir la vocería del caso. Ramírez negó la deuda, siguiendo vaya usted a saber qué línea política, si es que hubo alguna, y declaró una de las ideas más delirantes que habíamos podido escuchar hasta entonces: que las aerolíneas están desviando sus vuelos hacia Brasil porque tenían el Mundial de Fútbol.

Para ser exactos, Ramírez dijo: “Nadie se va de este país. Están desviando aviones para el Mundial de fútbol, pero no es que se están yendo del país”. Una de las primeras aerolíneas que dejó de operar en Venezuela al presentarse esa crisis fue Alitalia (las reanudó tras acuerdos con el Gobierno). También dejó de operar Gol, de Brasil, y así, la oferta de destinos desde y hacia el país ha disminuido paulatinamente.

Avión de Conviasa
Conviasa ha dolarizado sus pasajes

Lo más grave es que el dinero sigue retenido, y la única solución que se ha ofrecido a las operadoras es permitirles ofrecer sus pasajes a precios mucho más altos que, en la práctica, convalidan el precio del dólar negro. Así, la mismísima Conviasa, línea aérea del Estado, pide 2,5 millones de bolívares por un pasaje a Argentina. Al cambio del dólar oficial tras la última subasta del Dicom, se trata de 1 mil 250 dólares. Al precio de Dolar Today, son aproximadamente 390 dólares.

Una de las cosas más absurdas con Conviasa es que en este momento ofrece vuelos Bogotá – Caracas a apenas 20 dólares.

 

Promoción de vuelos a US$20
Conviasa ofrece vuelos a US$ 20

 

Hoy es muy difícil consegir pasajes aéreos dado que se comercializan prioritariamente a través de las operadoras turísticas, que anuncian la disponibilidad de vuelo a sus clientes vía mail o telefónicamente. No es fácil decidir qué día tomar un vuelo, a menos de que se compre directamente en dólares o euros, según el caso, pero apenas una ínfima minoría tiene acceso a instrumentos financieros que le permitan adquirir los pasajes en divisas.

Nadie quiere dormir en Caracas

Últimamente hemos visto aparecer una nueva situación extraña en el comportamiento de las aerolíneas que aún operan desde y hacia Venezuela. Casi todos los vuelos hacen escala en Bogotá, Curazao o Aruba antes de seguir su rumbo.

El motivo es sencillo: las aerolíneas protegen a su personal no venezolano de la inseguridad provocada por las protestas opositoras, así que utilizan una tripulación que sólo opera en el avión y en el aeropuerto, pero no pernocta en el país. Las protestas de la oposición hacen imposible asegurar que el personal hospedado en Caracas llegue a tiempo al aeropuerto para atender el vuelo.

Quien escribe estas líneas vivió la situación en carne propia cuando el vuelo Caracas – Buenos Aires de Aerolíneas Argentinas realizó una “escala técnica” en Bogotá, a las 3 de la tarde. El cuerpo de aeromozas, sobrecargos y pilotos que había llevado la nave desde Maiquetía hasta la capital colombiana fue sustituido por otro. ¿La razón? Pernoctan en Bogotá, no en Caracas.

La misma situación ocurre con el vuelo Caracas – Houston de United Airlines, que se cerrará el primero de julio, y que mientras sigue vigente hace escala técnica en Aruba, por el mismo motivo.

Del Manicomio también es difícil salir.