//Aguas del Comandante, unisex

Aguas del Comandante, unisex

Cada vez queda más claro que el gobierno apunta a desmoralizar al chavismo originario. “Aguas del Comandante” es una anécdota, pero también una muestra de ello.

Parece que el gobierno de Maduro estuviese dispuesto a romper el chavismo desde adentro, y al mismo tiempo que se afianza en el poder, va logrando desvincularse de los ideales que originalmente lo llevaron hasta allí. Se usa “el legado” para justificar la barbarie y cada vez son más los símbolos de decadencia asociados al presidente Chávez.

Como dice una amiga mía, con Chávez no hay medias tintas: o lo odias, o lo amas. Tanto el gobierno como la oposición lo sabían muy bien y aprovechaban esto en sus campañas. Mientras la oposición lo demonizaba, el chavismo presentó siempre la cara más humanista y amorosa de Chávez.

Chávez no escapó a los memes…

Por cosas de destino, el mandato del Comandante Chávez coincide con transformaciones importantes en el campo mediático: surgieron con fuerza las redes sociales y aparecieron los famosos “memes”. Muchos de ellos de pésimo gusto, pero con una capacidad de difusión tan enorme que se les comparó con los vectores de las enfermedades contagiosas: los memes se viralizan.

Muchos memes se burlaron de la imagen del presidente Chávez, pero todos formaron parte de la fantasía. Más allá de nuestras preferencias políticas y de la cualidad malsana de esos memes, todos sabíamos que se trataba de una pieza propagandística. Esos objetos no existen.

Lo loco es que ahora han creado una alternativa a los desodorantes de marcas como Mennen o Rexona (que escasean o son muy costosos) llamada nada más y nada menos que “Aguas del Comandante”. Esta genialidad mercadotécnica supuestamente se incorporará al paquete del Clap.

Coño, ¿nadie se imaginó las aguas del comandante antes de escoger ese nombre tan estrafalario? Si lo que intentaron fue hacer un homenaje, pues, la cagaron.