//Policía italiana cuida el celibato eclesiástico

Policía italiana cuida el celibato eclesiástico

¿Les parece raro el título? Recuerden que esto es un manicomio.  Es que hemos visto una noticia que no podíamos dejar de colocar acá, por lejos que haya ocurrido.

Resulta que este miércoles, mientras Caracas sufría con el tema del helicóptero, la policía italiana interrumpió una orgía gay que se desarrollaba nada más y nada menos que en el apartamento de un cura.

Se trata del apartamento del exsecretario del Cardenal Francesco Coccopalmerio, nada más y nada menos que en el palacio del ex Santo Oficio, en el Vaticano. En el lugar se encontraron, además de curas cometiendo el pecado de fornicio, una cantidad importante de drogas, según han informado los medios italianos.

Allí estaba, no podía faltar, el mismo residente del apartamento, quien fue detenido. La gracia le salió barata porque hasta ahora su castigo ha sido enviarlo a la clínica Pío XI para desintoxicación. Tras recuperarse, lo enviaron a un retiro espiritual en un convento. Es de suponer que como es gay, no va a a montarse otra orgía con las monjas. Pero ¿y si es bisexual?

La policía llegó hasta el apartamento porque hubo quejas de los vecinos: llegaba mucha gente y hacían ruido (apuesto que estaban molestos de no haber sino invitados).

El cardenal Coccopalmerio (o sea, el jefe directo del chico en rehabilitación) es el presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos. ¡Mamma mía!

SONRÍE EL NÚMERO CUATRO…

Mientras eso ocurría, también el cardenal George Pell, ‘número tres’ del Vaticano y asesor financiero del Papa Francisco, era acusado de delitos sexuales contra menores. En este momento enfrenta varios cargos penales. ¡Pancho, qué junta la que tienes!

Pell es el representante del Vaticano de mayor rango jamás acusado por  abuso sexual. La Iglesia católica australiana planteó que Pell rechaza las acusaciones y que se defenderá en la Corte.

El número 4 ya debe ir por 3,5…